Stake

Tener claro en qué consiste el stake puede ayudarnos en múltiples aspectos a la hora de gestionar nuestras apuestas, nuestro dinero o seguir a otros apostantes.

que es stake

¿Qué es el stake? El stake es el riesgo que un apostante asigna a una determinada apuesta. Es, por tanto, un valor subjetivo que establece el apostante en función de la confianza que tiene en que determinada apuesta salga ganadora. Generalmente se cuantifica en una escala de 1 a 10, siendo el 1 la mínima confianza y el 10 la máxima.

Por ejemplo, imagina que el Real Madrid se enfrenta en Copa del Rey a un equipo de Segunda B y necesita la victoria para pasar de ronda. Dadas las circunstancias, la apuesta por el triunfo del Madrid parece muy segura, por lo que tendría un stake alto, en torno a 8.

El stake y su asignación a las apuestas

Aunque en el stake pesa mucho la subjetividad de cada apostante, se puede establecer a modo de guía una seria de ideas que relacionen cada tipo de apuesta con el stake que le correspondería:

✅ Stakes 1-2

Son apuestas con muy baja probabilidad de ser ganadas, pero su cuota no está bien colocada y es extraordinariamente alta.

Ejemplo
En un partido de tenis entre el número 1 de la ATP y el número 100 encontramos una cuota de 24,0€ por la victoria del número 100. Es muy improbable que gane, pero no imposible y podrían darse otras circunstancias como una lesión del número 1.

✅ Stakes 3-4

Son apuestas en las que falta confianza porque se busca una sorpresa o no hay suficiente información.

Ejemplo
El goleador de un equipo de fútbol reaparece tras una lesión. Apostamos a que conseguirá marcar porque estaba siendo muy regular con anterioridad, pero no sabemos como le ha afectado el parón o el mercado no espera que marque tan pronto.

✅ Stakes 5-6

Son apuestas que vienen respaldadas por un análisis de la información disponible, en donde hay una mayoría de  factores a favor de la misma.

Ejemplo
Observamos que un partido de baloncesto, el equipo que juega en casa va mejor clasificado, lleva una buena racha, no tiene bajas significativas y su cuota merece la pena. Al haber varios factores a  favor de la apuesta, nos decantamos por ella.

✅ Stakes 7-8

Son apuestas excepcionalmente buenas en las que hay una cuota alta mal colocada o tenemos acceso a información de última hora que la hace todavía más probable.

Ejemplo
En un partido de fútbol la cuota del equipo que consideramos claro favorito está a 2,00. El portero titular del equipo rival está sancionado y encima averiguamos que el máximo goleador del rival se acaba de lesionar en el calentamiento previo al partido.

✅ Stakes 9-10

Son apuestas casi seguras, en las que tendrían que darse un cúmulo de circunstancias adversas para que no saliesen.

Ejemplo
En un encuentro de fútbol de competición oficial entre selecciones se enfrentan el actual campeón del mundo contra algún país pequeño con escaso potencial futbolístico como Liechtenstein o Kosovo.

El stake y la gestión de nuestro dinero

El stake se suele vincular a la cantidad de dinero que se va a jugar en una determinada apuesta. Es lógico que en una apuesta que inspira más confianza se invierta más dinero; mientras que en otra que se estima más arriesgada se modere la cantidad a jugar. Lo más habitual es atribuir de forma lineal a cada valor del stake un porcentaje del total del dinero que destinamos a apuestas.

  • Stake 1 – 0,5% del total de nuestro dinero
  • Stake 2 – 1% del total de nuestro dinero
  • Stake 3 – 1,5% del total de nuestro dinero
  • Stake 4 – 2% del total de nuestro dinero
  • Stake 5 – 2,5% del total de nuestro dinero
  • Stake 6 – 3% del total de nuestro dinero
  • Stake 7 – 3,5% del total de nuestro dinero
  • Stake 8 – 4% del total de nuestro dinero
  • Stake 9 – 4,5% del total de nuestro dinero
  • Stake 10 – 5% del total de nuestro dinero

Si empleamos 100 euros para apuestas y asignamos un stake 4 a una apuesta, deberíamos jugar el 2% de esos 100 euros, que en este caso serían 2 euros. Si asignásemos un stake 7, se debería apostar el 3,5% de los 100 euros, es decir, 3 euros y medio.

El stake y las cuotas

Las cuotas que encontramos en las casas de apuestas expresan una probabilidad de que determinado suceso tenga lugar. Esta probabilidad puede ser tomada como referencia a la hora de asignar el stake a una apuesta. Siguiendo este principio, a mayor cuota, mayor riesgo, por lo que se debería fijar un stake bajo por el contrario, cuanto más baja sea una cuota mayor debería ser su stake.

La victoria del Barça en Copa del Rey sobre un equipo de Segunda B se paga a 1,10. Esta cuota implica que la casa o el mercado de apostantes estiman que hay en torno al 90% de probabilidades de que salga y por tanto le correspondería un stake alto de 9. En el caso contrario, la victoria del equipo de Segunda B se paga a 15,0, lo que supone una probabilidad en torno al 7%. En este caso el stake debería fijarse en 1.

Stake simplificado para principiantes

A muchas personas que se inician en el mundo de las apuestas les resulta difícil establecer adecuadamente los valores de confianza en base a una escala de diez niveles. Una forma de hacerlo más sencillo es reducir a solo tres niveles los valores de confianza: apuestas arriesgadas, normales y seguras.

  • Stake bajo: se le atribuiría a todas las apuestas arriesgadas, bien por ser a favor del no favorito, por tener una cuota muy alta, por no haber podido analizarlas detenidamente o por falta de información.
  • Stake medio: aquí irían seguramente la mayoría de apuestas. Habitualmente se moverán en cuotas entre 1,50 y 2,50 y habremos analizado suficiente información para decidirnos por ella.
  • Stake alto: este stake sería para las apuestas más seguras. Lo más probable es que las cuotas sean bajas, estén muy mal colocadas o en el análisis de la información todos los factores hablen a favor de la misma.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

 

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Casas de Apuestas