Blackjack Americano

como jugar al blackjack americano

El blackjack americano es uno de los juegos más habituales en los casinos físicos y online de todo el mundo. Aunque es una versión derivada del juego original, el blackjack europeo, es igual o más popular que este, un juego imprescindible en cualquier casino online. Es una lucha cara a cara entre el jugador y la banca, representada por un croupier que toma parte activa en el juego. Si vas a jugar al blackjack americano, antes deberías asegurarte de que conoces todos los mecanismos y claves del juego, de modo que te resulte más fácil ganar... aunque todo dependerá del azar.

Características del blackjack americano

Al blackjack se juega con la baraja francesa de 52 cartas, y en una partida se pueden utilizar entre 4 y 8 mazos. Nos fijaremos únicamente en el valor de las cartas -el palo no importa-, ya que el objetivo del juego es sumar 21 puntos con las cartas que tenemos en la mano. Los números (2 al 10) tienen el valor indicado, J, Q y K valen 10 puntos y el As puede valer 1 u 11 puntos, según las necesidades que tenga el jugador en cada momento. Sobra decir que este doble valor convierte al As en la carta más interesante.

La mecánica del blackjack americano es bastante simple. En primer lugar, el croupier reparte dos cartas al jugador y otras dos para él, quedando descubiertas las del jugador y la primera de la banca. A partir de ahí, el jugador puede pedir carta o pasar, aunque si pide carta y la suma de sus cartas supera 21, pierde la partida. Una vez han pedido carta todos los jugadores, la banca tiene que pedir carta si no llega a 16 puntos o se planta si tiene entre 17 y 21. En caso de superar esa cifra, la banca pierde y ganan los jugadores con apuesta válida -por muy baja que sea-.

Cómo jugar al blackjack americano

Una vez repartidas las cartas, nos podemos encontrar con que la carta descubierta del croupier sea un As o un 10. Si la carta visible del croupier es un As, los jugadores pueden apostar a que la banca tiene 21 con la carta tapada. Es una apuesta igual a la mitad de la apuesta inicial. Los jugadores con blackjack pueden asegurar la apuesta, cobrando 1 a 1. Si no lo acepta, se muestra la carta oculta y si el croupier tiene blackjack hay un empate, por lo que el jugador con 21 recupera la apuesta.

Cuando la carta visible del croupier es un 10, debe comprobar si tiene blackjack antes de que los jugadores empiecen a jugar. Si es así, los jugadores con 21 recuperan la apuesta al haber un empate. Si no tiene 21, la carta oculta seguirá sin revelarse pero los jugadores con blackjack lo cobrarán a razón de 3 a 2. En este caso, no hay apuestas de seguro. Si la carta visible es una diferente al As o los 10, el croupier no puede tener blackjack de inicio así que los jugadores juegan su mano.

Turno del jugador

Si un jugador tiene dos cartas del mismo valor puede separarlas, de modo que juega dos manos en vez de una. Para ello, deberá hacer otra apuesta del mismo valor de la apuesta inicial, y el croupier le reparte una nueva carta en cada jugada. Si esta nueva carta vuelve a ser del mismo valor, puede volver a dividir la jugada y añadir una tercera apuesta, y así sucesivamente. Eso si, no es obligado y podemos empezar a jugar con dos cartas del mismo valor.

En su turno, el jugador tiene tres opciones. La primera es pedir carta con el objetivo de mejorar su jugada y llegar a 21. Puedes pedir tantas cartas como quieras, siempre de 1 en 1, hasta llegar a plantarte o retirarte. La única excepción son los Ases separados: si el croupier te ha dado dos ases de inicio y los has separado, solo podrás solicitar una carta por cada As separado, que pasa a tener un valor de 11.

La segunda de las opciones que tenemos es plantarnos. Cada jugador puede plantarse cuando quiera, ya sea con las cartas iniciales o después de haber pedido una o más cartas, siempre que no llegue a 21. Si supera 21, es eliminado sin opción a plantarse. Por último, está la opción de doblar. Se duplica la apuesta inicial para recibir una sola carta extra y plantarnos, sea cual sea el resultado. Es una opción que no está disponible en todos los casinos.

Turno de la banca

Cuando todos los jugadores han completado sus apuestas, llega el turno de la banca. Revelará su carta oculta y seguirá jugando conforme a las normas del blackjack americano: pedirá carta si no llega a 16 o se plantará si tiene entre 17 y 21. La banca puede recibir tantas cartas como sea necesario hasta superar los 16 puntos. Una vez logre una puntuación de 17 o más, se acaba la partida y se procede al pago de premios.

Cómo se pagan las apuestas del blackjack americano

Cuando la jugada de la banca está entre 17 y 20 puntos, se compara con la puntuación de los jugadores. Si el jugador obtiene más puntos que la banca, gana y obtiene una relación de ganancias 1 a 1, la misma que si la banca es eliminada por superar los 21 puntos. Cuando el jugador obtiene blackjack, cobra 3 a 2 con la excepción del empate. Ante cualquier empate, el jugador recupera la cantidad apostada. Eso sí, si banca y jugador se pasan de 22 puntos, el jugador pierde la apuesta.

Por ejemplo, si has apostado 1 unidad, te puedes encontrar con los siguientes escenarios:

  • Tienes blackjack y la banca no llega a 21: cobras 2,5 unidades (3 a 2)
  • Ganas a la banca sin tener blackjack: cobras 2 unidades (1 a 1)
  • Empate -da igual si tenéis blackjack-: recuperas la unidad apostada
  • Apuesta asegurada: cobras 2 unidades (1 a 1) aunque tienes blackjack

Dónde jugar al blackjack americano

Prácticamente cualquier casino online nos permite jugar al blackjack americano. Si vas a la sección de blackjack o cartas de tu casino de confianza encontrarás esta modalidad de blackjack. Si en vez de “blackjack americano” aparece con otro nombre, por ejemplo Blackjack Atlantic City, comprueba las normas para asegurarte de que efectivamente es el blackjack americano.

Este juego es tan popular que es muy probable que además del convencional tu casino online preferido incluya varias salas de blackjack americano con diferentes límites de apuesta inicial, lo que nos da más variedad para jugar. También podemos encontrar el blackjack americano multimano o multijugador, modalidades con ligeras modificaciones pero igual de interesantes.

Diferencias entre el blackjack americano y el europeo

Otro juego que puedes encontrar en tu casino es el blackjack europeo. Hay dos diferencias clave entre el blackjack americano y el europeo, aunque el objetivo es el mismo y la mecánica del juego es prácticamente idéntica. La primera es que en el europeo el croupier solo recibe una carta -la que se muestra-, pero no recibe la carta oculta. Esto nos lleva a la segunda diferencia, el blackjack europeo no permite asegurar como hace el americano ante la posibilidad de que el croupier tenga 21.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      0
      Casas de Apuestas