Ruleta Francesa

ruleta francesa

Con sus 37 casillas, podríamos decir que la ruleta francesa es la versión original de uno de los juegos más populares y característicos de los casinos. Su éxito en salones de juego de todo el mundo fue el mejor justificante para que los principales desarrolladores de software de juego online apostasen por ella, y a día de hoy es prácticamente imposible dar con un casino online que no ofrezca la ruleta francesa en su catálogo de juegos. La apuesta por ella fue todo un éxito, así que vamos a conocerla un poco mejor.

Características básicas de la ruleta francesa

La principal característica de la ruleta francesa es que tiene 37 casillas. Del 1 al 36 se reparten en rojas y negras, mientras que el 0 es verde, y a partir del 0 podemos dividir la ruleta en dos mitades de 18 números cada una. El tapete tiene las suertes sencillas (rojo/negro, par/impar, falta/pasa) y las docenas repartidos entre los dos flancos de la zona central, reservada para los 36 números. Podemos acceder al tapete desde los dos lados de la mesa, y aunque existen las columnas no están impresas.

Su tamaño es superior en comparación a otras versiones de la ruleta como la americana, y se juega sentado, por lo que hay sillas para los jugadores y croupiers. Uno de sus rasgos característicos es que cada ficha tiene un valor diferente. Un último aspecto a destacar es que si cogemos las dos mitades de 18 números a cada lado del cero vemos que en cada una de ellas hay 6 números de cada docena y de cada columna, 9 números rojos, 9 negros, 9 pares, 9 impares, 9 pasa y 9 falta.

Reglas de la ruleta francesa

A grandes rasgos, la ruleta francesa es un juego muy fácil de comprender. El jugador apuesta dónde caerá la bolita metálica que lanza el croupier -luego veremos los diferentes tipos de apuesta que existen- y si la bolita cae donde había predicho el jugador, este gana. En caso contrario, la apuesta resulta perdedora. Sin embargo, hay un elemento que puede modificar el resultado de la apuesta y que está acompañado de dos normas especiales: el 0.

Habitualmente, cuando la bola cae en el 0 se aplica la norma Le Partage. Se trata de una norma que se aplica en apuestas iguales, donde tenemos un 50% de probabilidades de ganar -por ejemplo, a par/impar-, y consiste en que recupera el 50% de la cantidad apostada. En los casinos online es bastante habitual encontrar la regla En Prisión, donde en las mismas circunstancias la apuesta queda retenida sobre la mesa. Las fichas se marcan y el jugador puede recuperarlas en el siguiente giro.

Dónde jugar a la ruleta francesa

Como decíamos al principio, a día de hoy es prácticamente imposible encontrar un casino online en el que no podamos jugar a la ruleta francesa. Si quieres probar este juego, lo primero que tienes que hacer es iniciar sesión en tu casino o salón de juego habitual y acceder a la sección ruleta. Una vez allí, selecciona la versión de la ruleta francesa a la que quieras jugar y empieza a apostar. La diferencia entre las diferentes ruletas francesas suele estar en la cantidad a apostar o en el hecho de ser o no multijugador.

Aunque la cosa cambia según el casino, generalmente tenemos una colección de fichas de varios valores, y apostamos haciendo click primero sobre la ficha y luego sobre el tapete. Cada click añade una ficha al tapete. También es habitual que en la ruleta francesa online puedas hacer apuestas a los vecinos o apuestas anunciadas pinchando en el botón correspondiente. Cuando tu apuesta esté lista, solo tienes que hacer girar la ruleta.

Diferencias entre la ruleta francesa y las ruletas europea y americana

Un error muy habitual es confundir las ruletas francesa y europea. Es cierto que ambas son ruletas de 37 números, del 0 al 36 y un 0 verde, pero la diferencia entre la ruleta francesa y la europea la encontramos en el tapete. Mientras que el tapete de la ruleta francesa admite apuestas externas a los dos lados, el de la europea solo lo hace en uno de ellos. Además, la ruleta francesa tiene fichas de valor, mientras que la ruleta europea utiliza fichas de color, igual que la ruleta americana.

Más allá de las fichas utilizadas, hay otros 3 elementos diferenciadores entre la ruleta francesa y la americana: el 00 de la americana, inexistente en la ruleta francesa; la regla La Partage, que ayuda a que el jugador obtenga más beneficios y el diseño de la mesa y el tapete, ya que podemos acceder al paño desde ambos lados de la mesa y las columnas no aparecen impresas. En los casinos físicos, la mesa de la ruleta americana es más alta, ya que a la europea se juega sentado y a la americana jugamos de pie.

Tipos de apuestas a la ruleta francesa

Podemos dividir las apuestas a la ruleta francesa en apuestas sencillas y apuestas múltiples. Dentro de las apuestas simples se incluyen aquellas con una sola opción de apuesta entre varias, y pueden ser a color (rojo o negro), par o impar, falta (ganan los números entre el 1 y el 18) o pasa (ganan los números del 19 al 36). También las suertes o apuestas a un número exacto forman parte de las apuestas simples. Por su parte, las apuestas múltiples cubren varias posibilidades de acierto:

  • Docenas: apostamos a 12 números, del 1 al 12, del 13 al 24 o del 25 al 36.
  • Columnas: los números aparecen en tres columnas sobre el tapete (del 1 al 34, del 2 al 35 y del 3 al 36), y podemos apostar por los 12 números de cada columna.
  • Caballo/Cheval: se apuesta a dos números contiguos en el tapete colocando la ficha sobre la línea que separa ambos números en el paño.
  • Seisena: apostamos a seis números situados en dos filas contiguas de tres números horizontales.
  • Cuadro: apuesta a cuatro números situados juntos en el tapete colocando la ficha en el vértice que los une.
  • Calle/transversal: se apuesta a tres números situados en una fila transversal.

Otra forma de clasificar las apuestas a la ruleta francesa es según su ubicación en el tapete. Así, las apuestas internas corresponden a las que se hacen en los números (simples, anunciadas, vecinos) mientras que las apuestas externas (rojo/negro, par/impar, falta/pasa, docenas) son las que se hacen en la parte exterior del paño. El 0 también está situado en la parte exterior del tapete, aunque solo podemos hacer apuestas simples que lo incluyan.

Estrategias y trucos para jugar a la ruleta francesa

Una de las razones que explican el gran éxito de la ruleta francesa es que se trata de la ruleta más favorable para el jugador de todos los tipos de ruleta que existen. La norma La Partage y el hecho de que solo haya un 0 nos ofrecen cierta ventaja frente a la banca. Uno de los trucos más habituales al jugar a la ruleta es hacer apuestas externas en vez de internas, ya que jugamos al 50% y aunque el premio sea inferior las probabilidades de ganar son mayores, por lo que son apuestas más rentables.

Dentro del capítulo de estrategias de ruleta, nos encontramos con La Martingala, que consiste en repetir una apuesta exterior doblando la cantidad de apuesta tras cada pérdida, o el método D’Alembert, que se basa en añadir una unidad a la apuesta en caso de pérdida y restarla si se gana. Son dos estrategias que exigen un gran bank, especialmente La Martingala. Son las dos estrategias de ruleta más habituales, aunque cada jugador tiene sus propias estrategias y trucos. Eso sí, ningún sistema nos garantiza ganancias.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Casas de Apuestas