Cómo jugar al Blackjack

como jugar blackjack

Uno de los juegos imprescindibles en cualquier casino, físico u online, es el blackjack. La ausencia de este juego de cartas en cualquier sala de juego sería, cuanto menos, llamativa y es que cuenta con una legión de jugadores fieles. Además, el blackjack tiene cierta mística que lo convierte en un juego muy atractivo, con unas reglas a priori bastante simples: el objetivo es sumar 21 puntos con las cartas que tenemos y superar a la banca, pero sin pasarnos de 21. Si los superamos, hemos perdido.

Para ello, se utilizan entre 4 y 8 mazos de la baraja francesa según la versión del juego. En todos los casos, las cartas tienen el mismo valor: del 2 al 10 conservan el valor numérico, las figuras (J, Q, K) valen 10 puntos y el As vale 1 u 11 puntos según la combinación más beneficiosa para el jugador en cada momento. A diferencia de lo que pasa en otros juegos como el poker, el palo de las cartas no tiene importancia, y nuestro único rival es la banca, no otro jugador, aunque compartas mesa con otros jugadores.

Reglas del blackjack

Las reglas del blackjack son bastante simples, lo que facilita la comprensión del juego. Más allá de una mecánica de juego que nos ofrece unas partidas dinámicas, hay una serie de normas a tener en cuenta cada vez que nos sentamos en una mesa de blackjack.

  • De 1 a 5 jugadores: para garantizar un juego limpio, el límite de jugadores en una mesa es de 5, a los que se añade el croupier. También en el blackjack multimano puedes gestionar hasta 5 manos a la vez.
  • El croupier pide o pasa: si las cartas del croupier suman 16 o menos está obligado a pedir, si suma 17 o más se planta. Es una jugada automática.
  • El 17 blando del croupier: cuando el croupier tiene un 17 blando (As + 6), algunos casinos permiten que el croupier pueda pedir carta. Es una desventaja para el jugador.
  • Dividir: según la versión del juego, podremos dividir una o tres veces como máximo si tenemos cartas iguales. Cuando dividimos con un As, solo podemos recibir una carta adicional.
  • Valor mínimo para doblar: algunas mesas nos exigirán una puntuación mínima para doblar la apuesta. Si tienes una mano blanda -un As- también te pueden impedir doblar.
  • Surrender: es una norma especial que se aplica en el blackjack surrender que permite al jugador rendirse si con su mano inicial considera que no puede superar a la banca. Recupera la mitad de la apuesta.
  • Apuestas de seguro: si la carta visible del croupier es un As o -en el americano- un 10, el jugador puede hacer una apuesta de seguro para cubrirse ante un posible blackjack de la banca.
  • El truco de las Cinco Cartas: si eres capaz de obtener 5 cartas sin superar los 21 recibes un pago de 1:1 siempre que la banca no tenga blackjack. Es una norma que poco a poco ha desaparecido.

¿Cómo jugar al blackjack?

La dinámica del juego es muy simple. El croupier reparte dos cartas a todos los jugadores en el sentido de las agujas del reloj. Según la versión del juego, la banca recibirá una o dos cartas, pero solo quedará una carta visible. Los jugadores completarán su jugada uno a uno por el mismo orden que se repartieron las cartas, pudiendo solicitar carta o plantarse, y cuando el último jugador haya finalizado su turno la banca revelará su carta oculta -o recibirá la segunda- y completará su turno.

1

Turno del jugador

Existe la posibilidad de que la banca tenga blackjack de salida. Por eso, si la carta visible es un As -también un 10 en el blackjack americano- están disponibles las apuestas de seguro, que se hacen por el mismo orden de reparto antes de que el primer jugador inicie su turno. Si juegas al blackjack surrender es el único momento en que puedes retirarte y recuperar la mitad de la apuesta. Una vez resueltas estas cuestiones, empieza el turno del jugador propiamente dicho.

El jugador puede dividir, doblar, pasar o pedir carta. Las dos primeras opciones implica una segunda apuesta, ya que la división -disponible solo si tenemos dos cartas iguales- implica jugar con dos manos. Si divides con dos ases, solo podrás pedir carta una vez. En el resto de casos, puedes pedir tantas cartas como quieras siempre que no superes los 21, o plantarte cunado lo consideres oportuno. Si el jugador supera los 21 puntos, pierde automáticamente su apuesta aunque la banca también lo haga.

2

Turno de la banca

Finalizado el turno del jugador, llega el de la banca que antes de nada revelará la carta oculta o recibirá la segunda carta según juguemos a la versión americana o europea respectivamente. La banca está obligada a hacer siempre los mismos movimientos: el croupier pedirá carta si tienes 16 puntos o menos y se plantará entre 17 y 21, perdiendo si supera esa cifra. Tras el turno de la banca se acaba la partida y se procede al pago de apuestas.

3

Pago de apuestas

Para pagar las apuestas se comparan las puntuaciones de los jugadores que no han sido eliminados con la puntuación de la banca. El blackjack se paga 3 a 2, así que recibimos 2,5 unidades por cada unidad apostada siempre que la banca no tenga blackjack también. Si ganas a la banca, se paga 1 a 1  (2 unidades por unidad apostada) mientras que con el empate se recupera la apuesta -también si la banca y tú tenéis blackjack-. Las apuestas de seguro también se pagan 1 a 1.

¿Dónde jugar al blackjack online?

Cualquier casino que se precie debería ofrecer el blackjack en su oferta de juegos. Esto nos vale para los casinos físicos y online, ya que a día de hoy es muy difícil encontrar un casino sin una mesa de blackjack. Otra cosa es qué tipos de blackjack nos ofrece. Cada casino online contará con unas salas de blackjack donde podremos jugar al blackjack europeo o al americano, donde se aplica la norma surrender, al blackjack multijugador, etc. Por eso es muy importante elegir bien dónde jugar al blackjack online.

Para acertar con nuestra decisión es muy importante leer las normas de la sala, donde se especifican cuestiones tan importantes como qué variedad de blackjack se ofrece (americano o europeo), límites de apuesta y normas especiales como puede ser surrender. En el caso del blackjack surrender suele quedar especificado en el nombre, pero hay salas donde no se indica si jugamos a la versión del viejo continente o a la americana. Todo sin olvidar la experiencia que supone el blackjack multijugador, un juego de casino en vivo.

Variedades del blackjack

Igual que pasa en otros juegos de casino como la ruleta, encontramos diferentes versiones del blackjack. La mayoría de casinos online permiten jugar al blackjack europeo y al americano, aunque puede que reciban otros nombres (Atlantic City el americano, Clásico o Montecarlo el Europeo). En ambas modalidades encontramos las modalidades Surrender, multijugador o multimano, en la que podemos jugar con hasta cinco manos a la vez.

  • Blackjack Americano: el croupier recibe dos cartas -una oculta- y permite apuestas de seguro si la carta visible es un As o 10. Antes de empezar a jugar, comprueba si tiene blackjack. Puedes dividir cartas hasta 3 veces.
  • Blackjack Europeo: el croupier solo recibe una carta, así que las apuestas de seguro solo estarán disponibles si su carta es un As. Solo permite dividir cartas una vez,
  • Blackjack Surrender: puede ser americano o europeo, y se aplica la norma surrender que permite al jugador retirarse antes de empezar a jugar y recuperar la mitad de su apuesta.
  • Blackjack multijugador: hay hasta 5 jugadores en la mesa. Se juega en vivo, de modo que te puedes encontrar con un tiempo limitado para tomar decisiones. Suele incluir un chat en la sala.
  • Blackjack multimano: americano o europeo, puedes jugar con hasta 5 manos a la vez -sin contar las divisiones-. En la práctica, está disponible en todas las mesas de blackjack online salvo multijugador.

Más allá de estas variedades del blackjack, si vamos a la sección de cartas de nuestro casino online es fácil dar con otros dos juegos inspirados en el blackjack: el Pontoon y el Baccarat o Punto y banca. El objetivo seguirá siendo sumar 21 puntos, pero la dinámica del juego cambia mucho más de lo que lo hace entre las modalidades europea y americana.

Cómo jugar al Pontoon

A diferencia de lo que pasa en el blackjack, las dos cartas del croupier permanecen ocultas hasta que el jugador acaba su turno, de modo que no se puede hacer apuestas de seguro. El jugador tiene que pedir carta si tienes menos de 15 o si tiene un 17 blando (7-17), pero puede doblar cuando quiera y pedir tantas cartas como quiera tras hacerlo.

Las posibles combinaciones y sus pagos se pagan diferente. La mejor combinación es el A + figura -Pontoon-, que se paga 2 a 1, seguida del truco de 5 cartas: acumular 5 cartas en la mano sin pasar de 21. Ambas combinaciones superan al 21 a la hora de repartir premios. En caso de empate, la banca siempre gana, incluso si banca y jugador tienen Pontoon.

Cómo jugar al Baccarat

El objetivo del baccarat o punto y banca es llegar a 9 puntos, no a 21, para lo que las cartas tienen su valor numérico, el As vale 1 y J, Q y K valen 0. En el punto y banca se apuesta al ganador: jugador, banca o empate, y se admiten hasta 14 jugadores en una misma mesa. Si ganas, cobras 1 a 1, pero si ganas apostando a la banca esta se lleva un 5% de comisión. Si has apostado al empate cobrarás 8 a 1.

Una vez colocadas las apuestas, se reparten dos cartas y si el valor sumado de ambas supera 9, se reduce restando 10 o conservando la primera cifra de las unidades. Así, si tienes 12 (6+6, 7+5, etc.) tienes 2 puntos. Según el total de puntos, tanto el jugador como la banca pueden recibir una tercera carta. El que sume 9 o más se acerque gana. A diferencia del blackjack, no podemos quedar eliminados.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      0
      Casas de Apuestas