Hándicap europeo

Un hándicap europeo introduce una ventaja a favor o en contra de un contendiente de un evento, pero, a diferencia del hándicap asiático, no elimina la posibilidad de empate, sino que la contempla como otro posible resultado a tener en cuenta en función del hándicap.

que es handicap europeo

¿Qué es el hándicap europeo? El hándicap europeo es una ventaja o desventaja que añadimos al marcador de un contendiente. Esta ventaja o desventaja se expresa únicamente con números enteros (1, 2, 3…) y no elimina la posibilidad de empate, por el que podremos apostar teniendo en cuenta el hándicap que nos indique la casa de apuestas. El hándicap europeo se usa generalmente para equilibrar encuentros muy descompensados, con un claro favorito, y así mejorar la cuota o corregir el riesgo asociado a uno de los rivales.

Tipos de hándicap europeo

Para entender mejor el hándicap europeo vamos a dividirlos en dos tipos, en función de si añaden tantos de ventaja o los restan.

✅ Hándicap europeo positivo (+1, +2, +3, etc.)

Este hándicap añade la ventaja que se indica en el número al marcador del equipo señalado en la  apuesta.

Ejemplo
Un equipo de Segunda B se enfrenta a uno de Primera División en la Copa del Rey. Al ser el partido de ida pensamos que el marcador va a ser muy ajustado, pero sigue siendo muy arriesgado apostar por el equipo de categoría inferior. Como la cuota del equipo de Segunda B será muy alta, podemos jugar un hándicap europeo +2 a su favor, disminuir el riesgo y seguir manteniendo una cuota aceptable. En caso de que el equipo de Segunda B gane, empate o pierda por 1 gol, el hándicap europeo nos haría ganar la apuesta. Solo la perderíamos si perdiese por 2 o más goles.

Imaginemos que gana 1-0; al sumar el hándicap +2 el resultado sería 3-0, victoria. Supongamos que empata 1-1; al sumar el hándicap +2 el resultado queda 3-1, victoria. Incluso si pierde por 1-2, al aplicar el hándicap +2 queda como resultado 3-2, victoria. Solo si pierde, por ejemplo, 0-2 o 1-4, se perdería la apuesta ya que en el primer caso el resultado final quedaría 2-2, empate, y en el segundo 3-4, derrota.

✅ Hándicap europeo negativo (-1, -2, -3, etc.)

Este hándicap resta los tantos que se indican en el número al marcador del equipo señalado en la apuesta.

Ejemplo

Apostamos por la selección española de fútbol en un amistoso contra una selección claramente inferior como puede ser la de Andorra. Lo normal es que las cuotas de España sean muy bajas, por lo que para elevarlas apostamos por España con un hándicap europeo -1 (España -1). Si España gana por 2 o más goles de diferencia, al restar el hándicap seguiría saliendo victoriosa y habríamos ganado la apuesta. Si España solo ganase por 1 gol, empatase o perdiese, la apuesta se habría fallado.

Un resultado de 3-0 a favor de España dejaría un marcador final tras el hándicap -1 de 2-0 y habríamos ganado la apuesta; pero una victoria por 1-0, tras aplicar el hándicap -1, quedaría en empate  0-0 y se habría perdido la apuesta. Sucedería lo mismo con todos los marcadores en los que España saliese derrotada, ya que el hándicap contribuiría a hacer mayor la derrota.

✅ Hándicap europeo al empate

La posibilidad de apostar por el empate es lo que más caracteriza al hándicap europeo. Es quizá el aspecto más difícil de comprender, pero es muy útil para poder apostar por el empate y su habitual cuota alta en condiciones más ventajosas.

Su funcionamiento es el siguiente: la casa de apuestas ofrece el resultado de empate asociado a un hándicap. Este hándicap será el que deberemos tener en cuenta en el marcador final para que al aplicarlo el encuentro quede en empate.

Ejemplo
Una casa de apuestas nos ofrece la posibilidad de apostar por el empate a juegos en un partido de tenis mediante un hándicap europeo -4 asociado a un jugador. Esto implicaría que para ganar la apuesta, el jugador al que se le concede el hándicap -4 debe sumar al final del partido 4 juegos más que el rival, independientemente de si gana o pierde.

En un partido entre Nadal y Federer, podemos apostar por el empate concediéndole un hándicap europeo -4 a Federer (Empate Federer -4). Imaginemos que el partido lo gana Nadal 6-4, 1-6, 6-4, 1-6, 6-4. Al sumar el total de juegos ganados por cada tenista, nos sale que Nadal ha ganado 20 juegos y que Federer ha ganado 24 juegos Si aplicamos el hándicap -4 de Federer, el resultado a juegos queda 20-20, un empate que nos haría ganar la apuesta.

Hándicap europeo para principiantes

La principal dificultad que presenta este hándicap es tener en cuenta en todo momento la posibilidad de empate. Por este motivo, para empezar a familiarizarse con él es mejor optar en un principio por los hándicaps más bajos, +1 y -1. Con estos hándicaps es más sencillo calcular cómo quedarían los distintos resultados posibles tras aplicar el hándicap y decidir mejor de esta manera cuál de las tres opciones, victoria del contendiente 1, victoria del contendiente 2 o empate, vamos a escoger.

También es recomendable en un principio apostar por los participantes antes que por el empate. Es más fácil hacer un pronóstico con hándicap europeo cuando lo que se busca es la victoria de uno u otro rival. Cuando se comprende adecuadamente la dinámica del hándicap, ya se puede dar el salto de apostar por el empate.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,86 de 5)
Cargando…

 

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Casas de Apuestas