Dealer

El dealer es el encargado de repartir cartas en el blackjack o el poker y gestionar el desarrollo de la partida, además de pagar las apuestas. Descubre cuáles son sus funciones y qué se necesita para ser un buen croupier.

que es un dealer

El dealer juega un papel protagonista en cualquier casino, físico u online. A grandes rasgos, el dealer es el responsable de repartir cartas en el poker y el blackjack, además de juegos de cartas derivados del blackjack como el Baccarat o en Pontoon. Deben ser ágiles con las manos y con la mente, además de tener las habilidades necesarias para una gestión correcta de la mesa de juego y las apuestas que hay sobre ella. Vamos a conocer un poco mejor a estos profesionales.

Funciones del dealer

Las funciones del dealer dependen del juego, ya que lógicamente no tiene el mismo desarrollo el blackjack que el poker u otros juegos de cartas. A grandes rasgos, sus funciones pasan con el trato al cliente, dándole la bienvenida a la mesa. También son los encargados de barajar y repartir las cartas, lo que en juegos como el blackjack puede incluir tomar las medidas necesarias para evitar la tentación de contar cartas de algunos jugadores siempre que no se utilicen herramientas electrónicas para ello.

Una vez repartidas, el dealer debe preguntar cuántas cartas quiere el jugador en cada ronda, sin olvidar posibilidades como doblar o dividir apuestas. Debe hacerlo de acuerdo a las normas del juego, ya que en el poker texas hold'em hay que eliminar cartas y preguntar a cada ronda, en el blackjack hay unos límites que todos deben cumplir, etc. También deben memorizar la puntuación de los jugadores, y finalmente tendrán que pagar las apuestas ganadoras y retirar las perdedoras del tapete. En el poker, también deben administrar y controlar el pozo para evitar trampas.

Diferencia entre dealer y croupier

Muchas veces nos referimos indistintamente al dealer o croupier, pero conviene destacar que no es lo mismo. En líneas generales, el dealer gestiona juegos de cartas como el blackjack o el poker y el croupier es el responsable de la ruleta en vivo, aunque los dos son cargos bastante similares. Tienen responsabilidades muy parecidas, aunque la destreza del dealer barajando puede tener más influencia en el juego que la del croupier lanzando la bola de la ruleta.

Características de un buen dealer

No todo el mundo está capacitado para ser un buen dealer, igual que un dealer experto en el blackjack no tiene por qué serlo al poker, o incluso en el baccarat. Pero en líneas generales, sí que hay una serie de características que un buen dealer debería cumplir.

  • Don de gentes: para que una mesa sea rentable (para el casino) es necesario que haya jugadores en ella, y el papel del dealer es clave en ello. Si tiene don de gentes será capaz de atraer y retener a los jugadores a su mesa, generando buen ambiente y facilitando que los jugadores apuesten en ella.
  • Habilidad con las manos: un buen dealer tendrá habilidad de manos, ya sea con los naipes o con las fichas de apuesta. No puede hacer gestos o movimientos extraños que puedan causar malestar en los jugadores, girar las cartas antes de hora o cometer errores de manos que dañen su reputación y la del casino.
  • Amplio conocimiento del juego: un dealer debe ser lo más profesional posible. Esto incluye un conocimiento profundo del juego, tanto de las reglas como del pago de apuestas o las estrategias a seguir por parte del jugador. Solo así identificará conductas sospechosas o patrones que puedan dar lugar a dudas.
  • Agilidad mental: juegos como el blackjack o el poker se basan en el cálculo de probabilidades, y el dealer debe saber cómo avanza la partida. También es necesaria esa agilidad para calcular rápidamente las apuestas a pagar o las puntuaciones de los jugadores de blackjack o para comprobar que los jugadores de poker ponen en el pozo las cifra que realmente han anunciado.

Propinas al dealer

¿Hay que darle propina al dealer? Es lo que se preguntan muchos jugadores, y hay varios aspectos a tener en cuenta. Por norma general, se aconseja dar una propina si hemos ganado un buen bote, aunque también están los que las dan si se sienten bien tratados o quienes creen que el karma se la devolverá en forma de bote en el futuro. Hay países donde sí es muy recomendable -no es el caso de España-, pero siempre es un buen detalle. Las propinas se dan con fichas, no con dinero real, y hay que hacerlo de forma más o menos disimulada, aunque nunca a escondidas; y no toda la propina acaba en manos del dealer.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

 

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Casasdeapuestas.com