Los 10 errores más habituales de los jugadores de casino

En ocasiones cometemos fallos en el casino que acaban siendo un problema para nuestro bank. Te proponemos un análisis con los 10 errores más comunes en los casinos y la posible solución para evitar que se repitan.

errores habituales en el casino

Una de las claves para ganar es no cometer errores, una máxima que nos sirve prácticamente en todos los aspectos de la vida. Y si hay un mundo en el que esta norma no falla nunca es el del juego, especialmente en el casino. Si cometes un error en el casino, tienes todas las papeletas para perder, así que jugar sin errores o tratar de minimizarlos debería ser uno de nuestros primeros objetivos. A continuación te presentamos los 10 fallos más habituales en los casinos, fallos que se dan tanto en los casinos físicos como en los casinos online .

1

Jugar sin presupuesto

En realidad no importa si hablamos de casinos, apuestas deportivas, póker o las tragaperras del bar de la esquina. Jugar con un presupuesto establecido es la norma nº1 del buen jugador, y nunca nos saldremos de ese presupuesto. Jugar sin presupuesto es un peligro, ya que no hay gestión del bank con lo que nos asomamos a la bancarrota. El hecho de tener un presupuesto nos hará ser más reflexivos a la hora de arriesgar nuestro dinero, por lo que deberíamos tomar mejores decisiones.

2

No saber retirarte

Una retirada a tiempo es una victoria, algo que podemos decir en las buenas y en las malas. Si la suerte te sonríe, mejor no tentarla y aprovechar el viento a favor para retirarnos y disfrutar de las ganancias obtenidas. Siempre puedes reinvertir parte de tus ganancias en el juego, pero no el 100%. Tampoco aumentaremos la apuesta gracias a los premios conseguidos. Pero si el azar ha decidido que no será nuestro día, quizá sea hora de retirarnos incluso antes de agotar el presupuesto que teníamos previsto para esa sesión de juego.

3

Intentar compensar las pérdidas

Relacionado con el punto anterior, tenemos un error habitual en muchos jugadores de casino que no saben retirarse a tiempo y juegan para compensar pérdidas. En la mayoría de casos, jugar para recuperar pérdidas deriva en más pérdidas, incluso si cambias de juego y pasas de la ruleta a las tragaperras o el blackjack. Siempre es preferible detenerse e incluso hacer un parón en el juego a jugar para tratar de recuperar el dinero perdido.

4

No conocer el juego

La ruleta o el blackjack pueden parecer juegos sencillos, pero cada modalidad tiene sus secretos, y hay que conocer el juego a fondo si no quieres llevarte desagradables sorpresas y perder esas partidas o manos que dabas por ganadas. La ruleta americana es totalmente diferente a la europea o la francesa, el blackjack europeo y el americano son primos hermanos con importantes diferencias y si no las conoces puedes acabar perdiendo. El modo demo de los casinos online nos ofrece una buena oportunidad de conocer el juego y sus apuestas sin arriesgar nuestro bank.

5

Contar cartas (en un casino online)

Contar cartas es una de las estrategias más habituales en el blackjack, pero no siempre es útil. Es más, contar cartas en un casino online no sirve de nada ya que el juego es totalmente aleatorio y las cartas se mezclan después de cada ronda. En los casinos físicos sí que podemos contar cartas, algo que no está muy bien visto. De hecho, nos pueden expulsar de un casino si sospechan que estamos contando cartas. Cuentan con sistemas de vigilancia, y conductas como cambiar mano tras mano la apuesta son sospechosas. Además, cada vez se utilizan más máquinas mezcladoras automáticas tras cada ronda.

6

Síndrome de la bancarrota

De nuevo relacionado con la gestión del bank, el síndrome de la bancarrota consiste en apostar grandes sumas independientemente del resultado. Es un error estratégico derivado de la falsa creencia de que llegará el momento en que nuestra apuesta alta resultará ganadora y recuperaremos el dinero dilapidado. Sin embargo, es una forma de acabar rápidamente con nuestro bank, incluso antes de que llegue esa apuesta ganadora que debería compensar las pérdidas anteriores. Para evitar la bancarrota hay que gestionar el bank eficazmente.

7

La Falacia de Montecarlo: que te venza la psicología

El factor psicológico es muy importante en los casinos, y si llevamos varias tiradas donde sale el par o el negro es fácil creer que pronto cambiará la tendencia. Sin embargo, esta falsa creencia no tiene ningún fundamento ya que todo depende de los caprichos del azar y si la bolita de la ruleta se ha parado 5 veces seguidas en los números rojos, en la siguiente tirada tiene exactamente las mismas posibilidades de parar en un número negro que en un rojo. Es un prejuicio psicológico que nos recuerda la importancia de mantener la cabeza fría y evitar que nos venza la psicología.

8

Jugar en mala compañía

Aquello de dime con quién andas y te diré quién eres se puede aplicar al juego. Ya sean en casinos físicos u online, la compañía puede ser determinante a la hora de ganar o perder en el casino. Tener amigos que también disfruten en las mesas de blackjack o frente a una tragaperras está bien, pero jugaremos con gente que siga un estilo de juego racional, con un presupuesto y que conozca bien el juego. Evita los amigos impulsivos, que juegan sin estrategia. Aunque creas que tu estilo es frío y racional, tarde o temprano te convertirás en un jugador caliente y descerebrado.

9

No jugar con los sentidos al 100%

Estar centrado al 100% en el juego es imprescindible para evitar errores, y esto es algo que no se nos puede ir de las manos. En los casinos físicos nos encontramos con cócteles o bebidas gratis mientras jugamos, pero como bien sabrás el alcohol puede ser tu mayor enemigo en el casino. Si pierdes la noción del dinero apostado y el control del juego habrás perdido. Pero eso es algo que también se puede aplicar en los casinos online: nunca jugaremos al casino bajo los efectos de sustancias que alteren nuestra percepción de la realidad o si no tenemos el estado de ánimo adecuado.

10

Descontrolarte con las propinas

La gestión de las propinas es otro aspecto crucial en los casinos físicos. Hay que controlar las propinas, ya que al fin y al cabo son dinero que estamos perdiendo. Las propinas a los croupiers deben ser acorde a las ganancias, el dinero apostado y el tiempo de juego. También hay quienes solo ofrecen propinas cuando obtienen determinadas ganancias. También podemos dar propinas a las camareras para mejorar nuestra reputación entre los supervisores del casino, pero siempre controlando el dinero.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Casasdeapuestas.com