Crecen las apuestas ilegales en el tenis femenino

itf-femenino

El mundo de las apuestas nunca deja de sorprendernos, especialmente todo aquello que tiene que ver con las trampas y el ingenio que se pone en marcha para aprovecharse de cualquier fallo para sacar ventaja y poder tener más posibilidades de ganar. Esto es algo que está sucediendo con mucha frecuencia en los torneos de tenis femenino como los Challenger, 10.000 o Future, los cuales se celebran en nuestro país.

La nueva moda no consiste en aprovecharse de ningún exploit, bug o cualquier otra cosa parecida mediante Internet sino que las trampas se hacen directamente desde la cancha de tenis, algo que ha dejado sorprendidas a muchas personas.

Así funciona la trampa

Vayamos por partes, la Federación Internacional de Tenis obliga a todos los jueces que dirigen los partidos de sus torneos a que transmitan en directo los resultados mediante una PDA a la web de Livescore, una de las principales fuentes que utilizan otras webs de apuestas para las apuestas en directo.

A raíz de esto, un grupo de tramposos descubrió un fallo en el sistema. Entre el momento en el que el juez de silla canta punto y el momento en el que el resultado aparece en Livescore trascurren entre 20 o 30 segundos, tiempo suficiente como para que la persona que acuda al partido y escuche en directo al juez, puede usar su teléfono móvil y hacer rápidamente una apuesta, siempre sabiendo lo que ha sucedido, ganando así ventaja sobre el resto de apostantes.

No solo ha sucedido una vez sino que se ha descubierto que esta forma de apostar está creciendo exponencialmente. De hecho, los estafadores están afinando esta técnica y ahora suelen ir grupos de jóvenes de entre 20 y 40 personas, quienes aseguran ser seguidores incondicionales del circuito de la ITF femenino y prácticamente se ganan la vida con esta clase de apuestas.

Además de hacer trampas en los propios partidos de tenis, estos grupos de jóvenes están en la cancha para tantear a las jugadoras e incluso poder llegar a ofrecerles dinero por dejarse ganar. Personalmente, pienso que la solución pudiera pasar por colocar inhibidores de frecuencia en las canchas de tenis o mejorar el sistema de comunicación con Livescore, aunque seguro que no tardaría en aparecer cualquier otra estratagema para seguir haciendo daño al sector del juego.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Casas de Apuestas