8 consejos para apostar en partidos amistosos

Los partidos amistosos de pretemporada nos pueden dejar apuestas interesantes, pero antes de jugar en este tipo de encuentros hay que analizar una serie de aspectos que pueden ser determinantes para tu apuesta.

apostar en partidos amistosos

Todos los veranos nos encontramos con un apretado calendario de partidos amistosos. Todos los equipos europeos afinan de cara a la nueva temporada, hacen giras por Asia y América o se ven las caras en trofeos históricos como el Carranza o nuevos como la International Champions Cup. Pero... ¿merece la pena apostar a los partidos amistosos?

Son unos partidos que escapan a la lógica habitual de las apuestas, de ahí que algunas voces recomienden descartarlos. Pero son una oportunidad más, así que jugaremos siguiendo estos consejos para apostar en pretemporada.

1

El resultado es lo de menos

Aunque a todo el mundo le gusta ganar, el marcador es la última cosa que miran los entrenadores en este tipo de partidos. La pretemporada sirve para ir cogiendo la forma y asimilar los conceptos tácticos que deben desarrollarse a lo largo de la temporada, para acoplar fichajes y probar jugadores jóvenes... Por eso, nos lo tenemos que pensar dos veces antes de apostar al ganador del partido o ir a por un hándicap ya que no es lo mismo un partido de pretemporada que uno donde hay algo en juego.

2

Se reducen las diferencias entre categorías y equipos

La lógica dice que un equipo de 1ª división le ganará a uno semiamateur de 2ªB o Tercera, pero en este tipo de partidos, la diferencia de categoría puede jugar en tu contra. El equipo inferior puede estar más motivado por enfrentarse a un 1ª, aunque sea plagado de suplentes, que su rival, acostumbrado a jugar contra rivales de más nivel. Lo mismo pasa entre equipos de distintas ligas, un equipo asiático puede ganarle a un top europeo, que además habrá hecho un largo viaje.

3

¿Cuánto llevan entrenando los equipos?

Sin lugar a dudas, es el factor clave a la hora de apostar a partidos amistosos. No todos los equipos comienzan a entrenar a la vez, y podemos encontrarnos con equipos que juegan su primer amistoso cuando otros siguen de vacaciones. El rodaje propio, el del rival y si cuentan con todos los futbolistas o los internacionales siguen de vacaciones porque se fueron con la selección en junio pueden ser determinantes en el desenlace del partido. La diferencia es todavía mayor cuando juegan equipos europeos contra asiáticos o americanos, en plena temporada.

4

Competición europea y supercopas

Un equipo con partido oficial a finales de julio o agosto estará un punto por delante, pero es algo que debemos controlar. A medida que se acerque el primer partido oficial, el entrenador saldrá con el equipo titular, será la prueba definitiva, para llegar a tope a ese partido. Pero hay que controlar esfuerzos, y en un amistoso entre eliminatorias europeas, saldrá un equipo B o C, con los suplentes y canteranos, para evitar contratiempos para lo que de verdad importa. Cuidado con estos partidos.

5

¿Dónde es el partido?

El estadio donde se juega es muy importante por varias razones. Más allá del césped -damos por sentado que será un estadio de césped artificial-, el primer partido de una gira asiática o americana suele estar marcado por el jet lag, que se suma a la carga física de la pretemporada. El viaje es un factor a tener en cuenta, pero también hay que valorar los partidos de presentación, donde el equipo local intentará empezar con buen pie ante su afición.

6

Un buen análisis del partido

Todos estos aspectos son clave a la hora de realizar el análisis del partido... y de la apuesta, que van de la mano. El calendario de pretemporada, el perfil del partido, cuestiones como el número de cambios disponibles, el horario y lugar donde se juega... A diferencia de un partido durante la temporada, donde las tendencias y la estadística nos ayudan, en los amistosos hay muchos más aspectos a tener en cuenta. Tampoco podemos pasar por alto la convocatoria. ¿Juegan las estrellas o los suplentes y canteranos?

7

A la caza del underdog

Los partidos amistosos de pretemporada son un escenario ideal para las sorpresas, así que puedes aprovechar para buscar un underdog y llevarte la satisfacción de que ha dado la sorpresa. Como hemos dicho, son partidos donde se suceden resultados inesperados, que en otro momento de la temporada serían imposibles, y si analizas bien el partido puedes sacar adelante una buena apuesta. Los consejos de los tipsters también te pueden ser de ayuda.

8

Juega con el stake mínimo

Por muy atractiva que te parezca una cuota o por muy convencido que estés de que has dado con el underdog del verano, en pretemporada deberías jugar con el stake más bajo. Son partidos en los que cualquier cosa es posible, desde una goleada del favorito a un insulso empate a 0 o un partido trepidante, con alternancias en el marcador. Por eso, controlaremos el stake incluso en las apuestas en vivo: nunca sabes cuando puede cambiar el escenario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      0
      Casas de Apuestas